Zorzal

Calidad y diseño.

Cuando el restaurante Zaranda creció y se mudó al corazón de Chamberí, dejó tras de sí, en ese pequeño local de San Bernardino, este Zorzal del que hoy escribo. Entre sus principios básicos se aprecia el buen trato al cliente, el cuidado en la elección de la materia prima, y ciertos toques de sofisticación en la cocina a cargo de su Chef, Iván Sáez. Cuando tras una visita, terminas con la sensación de que en la casa ponen cariño en su gastronomía, y en todo lo que la rodea, es que el lugar, bien merece la pena.

Su salón alberga espacio para unos veinticinco comensales, pequeño, discreto, austero, pero con diseño. Con apenas decoración, y una iluminación neutra. Como tratando de no despistar nuestra atención de lo principal. Y su vajilla nos atisba el cariz moderno que luego apreciaremos en cada plato. Tranquilo y agradable, el ambiente te predispone a pasar un buen rato a la mesa.

El servicio es muy atento. Tanto el maitre como el resto de camareros tratan de cuidar los detalles para que puedas disfrutar. Pero sin agobios, con discreción. Muy profesional en el servicio, aunque quizás le falte un toque de amabilidad, o de cercanía.

En su carta presentan cocina tradicional; raciones como croquetas o alitas de pollo, entrantes como los callos, platos de cuchara y guisos de carne. Aunque todos ellos y alguna que otra sorpresa más, con sus toques de autor. Combinan estos platos tradicionales con otros elaborados con productos de temporada que el maitre recita fuera de carta. El cuidado por la materia prima y sus perfectos puntos de cocina son las notas más destacadas de lo que nos ofrecen.

En el debe de su cocina, la falta de conjunción de alguno de sus platos. Varios elementos de gran calidad y bien elaborados deberían ganar al combinarse; y esta es la asignatura pendiente en el Zorzal. Si combinamos un salmonete perfecto de punto y riquísimo de sabor con unas pochas de buena calidad y con una textura exquisita, deberíamos encontrar un plato suculento; pero su salmonete de roca con pochas no alcanza el nivel que el paladar espera tras probar los elementos por separado, sino que en vez de sumar, se esconden los matices. Queda rico, claro; pero te deja con la sensación de que podría dar más de sí. Algo similar me sucedió al probar el arroz cremoso de almejas y pulpo; bien de punto, rico de sabor, pero falta algo de esa mágica conexión entre elementos que te hacen gozar en cada bocado.

En cuanto a sus postres, me quedé sin probar su especialidad, el brioche casero; y me tuve que conformar con su tarta fina de manzana, que en realidad no salió tan fina como esperaba; sabrosa, aunque algo pesada debido al volumen del hojaldre…

A destacar también una muy interesante carta de vinos, no demasiado extensa, pero con referencias novedosas y de calidad. El buen detalle del maitre recitando los precios de los platos fuera de carta; asi se evitan sorpresas, a veces desagradables. Y, como ya he mencionado antes, una cuidadosa selección de la materia prima que utilizan (por poner un ejemplo más, sus vieiras son de un tamaño y un sabor muy difícil de encontrar).

En definitiva, el Zorzal es un restaurante donde se respira cuidado y cariño por la gastronomía. Un lugar muy recomendable, aunque quizás no para todos los bolsillos; mi visita salió por 50 euros (vino sin incluir).

UBICACION: San Bernardino, 13

PUNTUACION:

Ambiente: 6,5
Servicio: 7
Comida: 7

PUNTUACION MEDIA:6,875

Anuncios
Explore posts in the same categories: Restaurantes en Madrid

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: