Arce

¿Con apetito, hambriento? Pase y siéntese a mi mesa.

Como si estuvieras en el salón de su casa. Iñaki Camba te recibe, te sienta, te propone un menú que se adapte a tus gustos y te cuida durante toda la estancia hasta despedirse de ti en la puerta con un hasta otra. En el corazón del madrileño barrio de Chueca se encuentra situado el restaurante Arce, un lugar donde degustar cocina de mercado elaborada con esmero y con el toque personal de su Chef. Ese esmero con el que se trabaja, y el cuidado por el cliente, se percibe ya desde la misma puerta del local. Estamos en un lugar ideado para el deleite de nuestro paladar. Siéntense y disfruten.

El amplio local está preparado para unos treinta y cinco comensales; podrían caber más, seguro, pero se nota concebido para que el cliente se sienta a gusto, sin agobios, sentado a una mesa mucho más amplia de lo que estamos acostumbrados. Ambientado como si fuera el salón de una casa. Con sus sofás, sus alfombras, las paredes vestidas con cuadros de distintos estilos, librerías que en su mayoría son usadas como lugar de almacenaje de vinos… Todo ello logra crear una atmósfera muy acogedora. El restaurante es tranquilo, agradable y donde es fácil estar cómodo.

En cuanto al servicio que presta, se distinguen dos aspectos bien diferenciados. Por un lado, la actitud de Iñaki, dueño, maitre y Chef al tiempo, que es amable y cercano, siempre con un trato muy agradable hacia el cliente, siempre consiguiendo que te sientas cómodo y a gusto a la mesa; se nota que disfruta con su trabajo y eso crea muy buena atmósfera a su alrededor. Y por otro, el de sus camareros, con una actitud bien distinta a la del patrón. Ni amabilidad, ni cordialidad, ni desprenden ningún tipo de agrado por lo que hacen; casi más bien todo lo contrario. Académicamente correctos, sí, pero sin espíritu… simplemente correctos. Pocos defectos, pero ninguna virtud. Sin duda, el servicio que se da en Arce, exceptuando claro está la actitud de su máximo responsable, no está a la altura del lugar.

En cuanto a su comida, Iñaki presenta una carta amplia con productos de temporada, platos tradicionales y algunos también algo más novedosos, y además tres diferentes menús degustación por 64 euros cada uno. Una vez te acomodas en la mesa, y tras echar un ojo a la carta, el mismísimo Chef, ataviado incluso con su gorro de cocinero, se sienta a tu lado para elaborarte un menú a tu gusto; sin reparos por mezclar platos de los distintos menús o incluso elaborar una degustación a medida. Toda una delicia.

La presentación de los platos resulta impecable y la calidad de los mismos, bastante buena. Todo lo probado resultó del agrado de este humilde gastrónomo. A destacar sobre manera, el blinis de centollo; sabrosísimo, suave, perfecto, acompañado con una salsa delicada pero potente, una delicia. Y las cocochas de bacalao con setas; perfectas de punto, muy buena la combinación de sabores mar-tierra, y verdaderamente espectacular su conjunción en boca; una explosión de sabor; un plato para gozar bocado tras bocado.

En definitiva, el restaurante Arce tiene algunos defectos, pero importantes virtudes. Un lugar agradable, bastante calidad, pero también bastante precio. ¿Compensa calidad-precio? Yo les diría que prueben y juzguen por sí mismos… si su bolsillo lo aguanta. Yo salí por 72 euros (vino sin incluir).

UBICACION: Augusto Figueroa, 32

PUNTUACION:

Ambiente: 7
Servicio: 6
Comida: 7,5

PUNTUACION MEDIA:7

Anuncios
Explore posts in the same categories: Restaurantes en Madrid

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: