St. James

Un arroz elegante.

Como ya he manifestado en alguna otra ocasión, este gastrónomo siente especial debilidad por los arroces. Será porque corre sangre valenciana por sus venas, será porque es un plato tan típico de nuestra gastronomía que a cualquiera de nosotros nos puede deleitar, o quizás será porque es un ingrediente tan versátil que admite casi cualquier compañero de viaje y variadas texturas en su elaboración. Sea como fuere, debido a esta devoción incondicional, iré recorriendo, poco a poco y con vuestra compañía y colaboración, la oferta arrocera de la capital; a ver si entre todos conseguimos dar con su mejor versión.

Después de mi visita de hace unos meses a Samm, y de probar el arroz que preparan en Bellalola, hoy toca hablar de St. James, otra de las arrocerías más famosas de Madrid. Dispone de tres locales donde poder probar su especialidad, dos en el barrio de Salamanca (Juan Bravo, 26 y Núñez de Balboa, 123) y el otro en la Avda Casa Quemada, en el km 15 de la A-6, este último con varios salones donde permiten la celebración de eventos y acontecimientos familiares. Varias han sido mis visitas, y en ellas he podido conocer los dos locales de la capital; ambos del mismo estilo y similares características en ambiente, decoración, servicio y calidad culinaria. Este dato nos hace ver que tienen una idea muy clara de lo que quieren, y que su filosofía de trabajo es aplicada sea cual sea la sede que visitemos.St. James Núñez de Balboa - Entrada

El lugar desprende un aire elegante, muy propio del barrio en el que se encuentra, uno de los más selectos de la ciudad. Mesas amplias, decoración clásica con toques marineros, mantelería, vajilla y cristalería de calidad… En general, bastante tranquilo y agradable. No es que brille por su diseño o que sea extraodinariamente acogedor, pero sí es de notable comodidad, su característica más a destacar.

El servicio, acorde con el ambiente que percibimos, es ceremonioso, correctísimo y muy educado. Seguramente acostumbrado a visitas de adinerados comensales, su trato es, sobre todo, elegante. Manteniendo bastante las distancias con el cliente, con lo que se torna en algo frío; cuidando los detalles protocolarios y tratando de tener la mesa siempre bien atendida. En definitiva el servicio que prestan es bueno, aunque para mi gusto excesivamente formal.

En su carta nos presentan una docena de entrantes, platos sin demasiada elaboración donde la materia prima es la protagonista: alguna ensalada, jamón ibérico, anchoas, algo de marisco… Y alrededor de veinticinco maneras diferentes de combinar un arroz; desde los clásicos a banda o la pella valenciana, hasta arroces con caza, melosos con marisco o secos con verduras. No ofrecen ninguno excesivamente creativo, pero la variedad es notoria para poder satisfacer casi cualquier apetencia. Tras la sucinta descripción del restaurante que se ha hecho anteriormente, podemos imaginar que los precios de los arroces no son precisamente económicos; éstos fluctúan desde los 23 euros por persona de la paella valenciana, hasta los 48 del arroz con langosta. Y sus cantidades, algo también a tener en cuenta para un primerizo en St. James, son bastante generosas (medio entrante y un arroz por persona es más que suficiente); de hecho, si se desea pedir varios entrantes yo aconsejaría pedir arroz para menos comensales de los sentados a la mesa; de todos modos el maitre suele recomendar bien con respecto a las cantidades.St. James Núñez de Balboa - Sala pequeña

En cuanto a los entrantes, aunque tampoco he probado muchos ya que lo que interesa de St. James es su arroz, me parecieron correctos sin más; no resaltaría ni sus puntillitas, ni sus chipirones, ni su ensalada de tomate raf, sólo los berberechos al vapor me parecieron destacables.

Pero bueno, entremos en profundidad en lo que de verdad nos interesa, a lo que hemos venido, ¿es merecida su fama arrocera? o ¿sólo se trata de fama sin ninguna calidad? En las ocasiones que he ido a St. James he probado siempre arroces secos, el a banda (su especialidad), la paella valenciana y el arroz con verduras. Todos ellos presentados en paellas de buenas dimensiones, con lo que queda un fina capa de arroz; bastante bien de punto y ricos de sabor. La verdad es que decir que son los mejores arroces de Madrid (como ellos mismos ponen en su publicidad) me parece algo exagerado; pero que trabajan bien el producto, que usan materia prima de buena calidad para sus elaboraciones, y que consiguen una rica paella, es indudable. Quizás para los que hemos podido degustar auténticas maravillas por tierras levantinas, su arroz no nos acabe de entusiasmar; pero como digo, la fama es merecida, el que coma en esta arrocería podrá probar una buena paella. Eso sí, de lo que no me cabe duda, es que toca rascarse el bolsillo; St. James es, seguro, una de las arrocerías más caras de la capital.

A destacar también una carta de vinos bastante clásica, con muy pocas referencias en vinos blancos, y escasísima en blancos fermentados en barrica (un maridaje que me suele gustar para los arroces). Y en cuanto a sus postres: la casa recomienda, la tarta fina de manzana con helado de vainilla; que no está mal, sin más; y el sufflé ligero de chocolate negro; distintas texturas de chocolate caliente, suave y sabroso; muy bueno.

En definitiva, en St. James disfrutaremos de una estancia tranquila y agradable, y podremos probar un buen arroz; y en donde la cuenta ascenderá, tomando arroces no demasiado subidos de precio, a unos 45 euros (vino sin incluir).

UBICACION: Juan bravo, 26 / Núñez de Balboa, 123 / Avda Casa Quemada, 1

PUNTUACION:

Ambiente: 7
Servicio: 7
Comida: 7

PUNTUACION MEDIA: 7

Anuncios
Explore posts in the same categories: Arroces en Madrid, Restaurantes en Madrid

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

3 comentarios en “St. James”

  1. Silvia Says:

    Muchas gracias por tu trabajo y por el tiempo que le dedicas. He leído tu post en el foro de Verema y me siento identificada con tu respuesta.

    No sabía que tenías el blog, pero lo enlazo en Blogs amigos.

    Un saludo,
    Silvia


  2. Muchas gracias a ti, Silvia por la visita y por el enlace.

    Me alegro que te haya gustado el blog. La intención es que mis comentarios puedan servir de ayuda a los que se dejen caer por este rincón. Yo por mi parte trataré de seguir desgranando la oferta gastronómica de la capital, y de allá donde vaya…

    Un saludo.


  3. relationships a mess worth making

    St. James | El gastrónomo desaparecido


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: