Archive for the ‘Visitando Palencia’ category

Parador de Cervera de Pisuerga

19 octubre, 2008

Cocina castellana, y algo más.

A los pies de los Picos de Europa se encuentra situado este Parador, en un enclave natural hermosísimo. El restaurante está ubicado en uno de los salones de su planta baja, con un amplio ventanal al fondo desde el que contemplamos el pantano de Ruesga.
Decorado con aire rústico, mucha madera y motivos castellanos. Mantelería y vajilla clásica. Se respira, al entrar en él, un ambiente de casona señorial. Tranquilo, elegante y agradable. Un buen comienzo para sentarse a degustar los productos de la región que ofrece la carta, elaborados de manera tradicional, pero con el toque personal del chef Jesús Alonso.

El servicio es amable y correcto, un clásico en cualquiera de los Paradores de nuestro país. Guardan las formas, conocen el oficio y tratan que te sientas cómodo durante la velada. La jefa de sala, una chica joven y muy agradable, resulta algo más cercana, sugiere las especialidades de la casa, recomienda los platos con entusiasmo y te ayuda en la elección del vino; aunque luego se desentiende en demasía durante el resto del servicio.

La carta está basada en los productos típicos de la región: las carnes, los embutidos, el famoso cordero castellano… con algunos platos algo más imaginativos. Extensa, pero sin agobiar, combina perfectamente las inquietudes de los mas clásicos, y las de aquellos que pretender encontrar sabores novedosos.

Durante mi cena, también traté de combinar esa variedad que ofrece, platos clásicos y modernos.

Me gustó el carpaccio de bisonte; la carne sabrosa, muy bien combinada con un aliño en su punto (una buena combinación de aceite de oliva y pomelo) y lascas de queso curado.

Muy interesante el milhojas de calabacín con cecina y verduras; el calabacín, al dente, las verduras (ajetes, setas, pimiento, berenjenas…) muy bien de sabor, y su combinación con la cecina, ya digo, muy interesante; una lástima que la cama de tomate frito de bote sobre la que se presenta el milhojas baje la calidad del plato, y chirríe en su conjunción de sabores.

Por otro lado, me defraudaron, el pulpo con alioli sobre crema suave de patata; la combinación del alioli y la crema de patata queda sabrosa a la vez que suave, muy bien lograda; pero el pulpo resultó bastante insípido, con lo que su combinación, al caerse el elemento principal (que por otro lado, estaba muy bien de punto), no resulta. Y la merluza al horno, que al contrario que el pulpo estaba sabrosa, pero esta vez pasadísima de punto. Una lástima.

Y para terminar, leche frita; muy buena en textura y en sabor; aunque algo más de intensidad la habría convertido en excelente.

Es de agradecer que en lugares con un aire tan clásico y tradicional como este Parador, encontremos algunos platos que tratan de inspirar al cliente a encontrar nuevos sabores basándose en materia prima de temporada. Ese debe ser el concepto básico de la gastronomía moderna.
El chef pone voluntad y logra buenas combinaciones en algunos casos, pero también baja el nivel y decepciona en otros de sus platos.

En definitiva, mi cena en el Parador de Cervera de Pisuerga fue sólo correcta y con altibajos, lo cual no me permitió disfrutarla al nivel deseado. La cuenta, 38 euros (vino sin incluir).

PUNTUACION:

Ambiente: 6,5
Servicio: 6
Comida: 5,5

PUNTUACION MEDIA:5,875

Anuncios